jueves, 29 de octubre de 2009

18 semanas


A mi bebé le gusta la leche asada. Me di cuenta el otro día porque me comí una heladita y empezó a dar pataditas de alegría. El calor comienza a posarse sobre Santiago, con él las priemras desiciones de ir dejando de la do el trabajo de a poco, para darme espacios de calma en el proceso de incubación. Las clases natación, el pilates, los momentos para tejer y coser, se harán ahora una prioridad, por sobre las conferencias de prensa, reportajes y demases. Por suerte mi trabajo me lo permite.

4 comentarios:

Patricia dijo...

Hola, que rápido te crece la barriguita me alegra que estes saboreando cada momento de este lindo viaje.
Me gusta como te ves, muy guapa :)

Patricia dijo...

Up¡ se me olviba decirte que seguí tu recomendación de "Mi vecino Totoro" una película muy bonita, muy cuidados los detalles, llena de ternura, GRACIAS por enseñarmela :)

manosylanas dijo...

que rico que las cosas puedan ser saboreadas como la leche asada.
un abrazo!

cybernekanekane dijo...

Estás preciosa. Me alegro de que todo siga bien. Un beso enorme, muakkkkkk