miércoles, 15 de abril de 2009

Sorpresa silvestre

Huachurri me llama al mediodía y anuncia invitación a almorzar. Aparece en mi oficina con su sonrisa blanca, un ramo de flores silvestres en una mano y el corazón rojo en la otra. Mi corazón se aprieta, se pone más rojo que nunca, se re-enamora de este hombre amaranto. Ahora las flores silvestres adornan mi escritorio y mi velador, para tenerlo siempre.

3 comentarios:

issa dijo...

jeje, yo también tuve uno hace poco que me encantó. Estoy por secar las rosas...

Carmenluz dijo...

Qué hermosa sorpresa!! yo recibí un ramo el sábado pasado... el primero de su parte, y el primero que él ha entregado. Las flores tienen acceso directo a mi corazón.
Sigo a menudo tu blog, me gustan mucho tus creaciones y debo decirte que me has ampliado el mundo filmográfico. Ahora mismo veré Wool 100%, sugerida desde tu ventana virtual. Costó un mundo conseguirla, pero acá está, y si la quieres y me permites enviártela como agradecimiento a tu "ayuda sin querer queriendo", avísame. Saludos desde el puerto principal.

Danae dijo...

Ouuu y como la enconmtraste, yo tambien la he buscado por mil lugares. Feliz te acpto el regalo, Ahi nos ponemos de acuerdo. Saludos¡