martes, 15 de septiembre de 2009



Hay días de ausencia. Hoy es uno de esos. Mi padre murió hace 25 años. Es uno de los cientos de Ejecutados Políticos de la Dictadura Militar de Pinochet. Murió por creer en un mundo de ideales, de luchas y de utopías. Yo sigo su lucha, así él sigue vivo eternamente.

5 comentarios:

luf dijo...

Hola, entro por primera vez en tu blog e impactante el recuerdo hacia tu padre, ojalá nunca más se repitan episodios como aquellos.
un abrazo muy fuerte.
muxus y biquiños

greta dijo...

Hola, es la primera vez que entro en tu blog. Aunque ya había visto comentarios tuyos en otros blogs que suelo visitar, no me había pasado por aquí. Yo también soy de la opinión que mientras eres capaz de recordar a los que ya no están, de alguna forma siguen viviendo.

Un abrazo

Maluaral dijo...

Danae que impactante llevar una marca de la historia oscura de nuestro país en la sangre, ten fortaleza siempre.

Espero que te sientas mejor y que disfrutes cada día de los cambios de tu embarazo, que todo será muy emocionante.

Laurix dijo...

Seguir con su lucha me parece la mejor forma de mantenerle vivo. Seguro que está orgulloso de tí!

Verito dijo...

las ausencias y presencias se mezclan, estoy segura tu padre sigue en ti y ahora creo tu pequeN@ trae mas ideales para ti, de seguro de los mismos que su abuelo seguía.

Un abrazo, me gusto la foto de las 13 semanas.